portadillajunio

Claudia Bosch Gutiérrez, tiene luz propia para brillar.

Una mujer que inspira respeto y confianza. Claudia Bosch, es una directiva de élite en el sector de la hostelería.

Una mujer inteligente, generosa y con una gran vocación de servicio que expresa a la perfección el lema del boutique hotel que dirige “Las personas primero”.

Claudia, es una referente para muchos otros directivos, hombres, pero en especial para las pocas mujeres que como ella, están en la alta dirección del sector hotelero. Nos cuenta en la entrevista que nos regala “al pie del cañón” en las oficinas del centro de negocios que también dirige, que queda mucho por hacer por la igualdad en la alta dirección en general y que el sector hotelero aún es muy masculino en su cúspide. Es consciente de que hay pocas consejeras, pocas directivas, pocas directoras de hotel, pero no todo es negativo, nos informa que en los niveles ejecutivos, dice, cada vez hay más mujeres.

Lo que bien se hereda, no se hurta dice el dicho… mismo que aplica a la perfección en nuestra entrevistada quien refleja carisma, calidez, sencillez y un gran espíritu de servicio; muy cordialmente nos recibe en sus oficinas.

Iniciamos la entrevista con una pregunta esencial. ¿Quién es Claudia? A la cual responde con una gran sonrisa y espontaneidad. “Soy una madre de cuatro hijos, tía, hija, hermana super feliz y ahora una mujer empresaria con el hotel y el centro de negocios. Una mujer plena y satisfecha.”

¿Qué representa para Claudia, pertenecer a una de las familias con un gran legado en los negocios en Guatemala y la región Centroamericana? Un gran compromiso y gran responsabilidad, nos ha tocado mamarlo siempre y pues eso no desarrollado como guatemaltecos comprometidos con todo lo que hacemos ya sea social o empresarial.
¿Cómo fue la transición de mujer dedicada a la familia y ahora estar en el papel de empresaria? De alguna manera lo estoy haciendo al revés, pero me disfrute a mis hijos cuando eran pequeños y esta es la etapa de mi vida en la que ya me tocaba hacer algo propio, dejarle un legado a mi familia directa; es importante lo que traemos como familia, pero también debemos ejecutar nuestro auto liderazgo y crear nuestras propias iniciativas.

¿Cómo llego Casa Palopó a sus manos y por qué ese tipo de negocio? La verdad es que llego por un amigo, el antiguo propietario me invito al hotel y ya conversando se hizo el negocio; además, mi hija mayor estaba estudiando para chef y la negociación llego como anillo al dedo. En el año 2010 lo adquirimos, y estos cinco años han sido sumamente interesantes y lindo porque me ha dado la oportunidad de descubrir Guatemala con los ojos de los turistas. Nuestros colaboradores admiran la belleza que tienen en sus manos con el lago. Buscamos ser una experiencia inolvidable para todos nuestros huéspedes.

¿Qué retos ha significado? Han sido grandes, pues ya como negocio tenía yo la responsabilidad de sacar adelante el mismo y lograr resultados positivos, hemos trabajado en la calidad del servicio, las instalaciones para que este al nivel de un hotel Boutique 5 Estrellas, y resultado de esto es que ya estamos en certificados por Relais & Châteaux y lo que busca de sus hoteles son características comunes tales como un alto nivel de calidad, la búsqueda de la excelencia, la pasión por la gastronomía y una concepción particular del arte de vivir; y pues esos son pilares que nos sostienen en Casa Palopó.

¿Cómo fue la aceptación de la familia al ver a Claudia en los negocios? Fue muy interesante, porque de alguna manera me ha unido mucho a otro nivel con mis hermanos, ya hablamos un lenguaje corporativo, han sido sumamente apoyadores conmigo y felices de ver los resultados que estamos logrando. Además, me permite tener la confianza y libertad de tener grandes asesores como ellos lo son. El reto yo decidí tomarlo y estoy trabajando para ser una ejecutiva exitosa.

En la actualidad, mi hija es quien lleva todo lo de servicio y cocina, renovó el menú la carta de vinos; tenemos 36 colaboradores, quienes son un gran equipo la mayoría ya estaba en el hotel; sin embargo, hemos logrado crear una relación exitosa y ellos son quienes hacen cada día totalmente especial para nuestros huéspedes.

¿Cómo se visiona Claudia a corto plazo? Considero que en poco tiempo estaremos iniciando nuestra propia corporación empresarial, lograr un grupo de negocios con mis hijos pues ya ellos están haciendo sus propios proyectos. Confiamos que la estrategia trazada sea exitosa y así elevar los estándares dentro de nuestro país, según el área de negocios que estemos incursionando.

En 5 palabras cómo se describe Claudia: Amorosa, comprometida, alegre, responsable y porque no decirlo, también un poco distraída.

El pasado mes de mayo Claudia, fue invitada a dar una conferencia como mujer empresaria, en el Women Corporate Directors, y nos comenta sobre esa experiencia.

Para mí una experiencia diferente, me invitaron en el mes de enero que vinieron a Guatemala. Son mujeres que están en juntas directivas de diferentes empresas alrededor del mundo. Fue algo muy interesante entrar a esta red, estar conscientes que somos el 30% de mujeres que estamos en papeles directivos y cómo nosotras cambiamos la dinámica de cualquier empresa en la que estemos. Somos más empáticas y estrategas, el reto que tenemos es hacer que más mujeres se involucren en niveles ejecutivos que tengamos voz y voto. Damos un balance al desarrollo de una corporación. El haber compartido con tantas mujeres espectaculares, uno tiene mucho que aprender y transmitirlo.
Nuestro rol tan integral, nos hace conquistar barreras sin dejar de ser femeninas.

¿En qué la compromete personalmente estar en este círculo de mujeres de impacto? Es un compromiso muy grande, que te pone en la mira para demostrar que Guatemala a nivel corporativo está muy bien, también mostrarles a otras mujeres guatemaltecas que si es posible lograr nuestro éxito personal; independientemente de dónde nos haya tocado nacer, todas hemos tenido que superar retos.

¿Qué les aconseja a las mujeres que no se animan ingresar al mundo empresarial? Mi mayor consejo es luchar por lo que queremos, con esfuerzo, pasión y dedicación, quitando las paredes que se han creado en nuestra mente.

Sin duda alguna escucharemos mucho más de Claudia Bosch, en el ámbito de los negocios conquistando nuevas rutas y brillando con luz propia.

Entrevista: Revista Mujer de Negocios  Fotos: David Estrada

0 shares
Artículo anterior

La pura uva

Artículo siguiente

Latinoamérica: la más feliz

Deja un comentario