dia cancer

Día internacional del cáncer

OBESIDAD, PESO Y RIESGO DE CANCER

Hoy  4 de Febrero se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer.  Y es importante dimensionar que existe una correlación entre el sobre peso, la obesidad y el… cáncer.

Hacia el 2016 países como Estados Unidos o México cuentan con mas del 60% de los adultos con sobrepeso u obesidad. Esto significa que tienen demasiada grasa en el cuerpo con relación al tejido corporal magro, como los músculos. Numerosos factores hacen que las personas tengan sobrepeso u obesidad, incluidos factores genéticos, hormonales, ambientales, emocionales y culturales. Las personas con sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo de desarrollar muchas afecciones médicas graves, incluida la diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedad cardiovascular. El sobrepeso y la obesidad también están asociados con un mayor riesgo de cáncer.

COMPRENDIENDO EL  EL AUMENTO DE PESO Y EL RIESGO DE CANCER:

Varios estudios han explorado por qué el sobrepeso o la obesidad pueden aumentar el riesgo y desarrollo del cáncer. Los posibles motivos por los que la obesidad está relacionada con el cáncer incluyen los siguientes:

  • Aumento de los niveles de insulina y del factor de crecimiento insulínico tipo 1 (Insulin growth factor-1, IGF-1), lo que puede contribuir para que algunos tipos de cáncer se produzcan.
  • Inflamación crónica de nivel bajo, la cual es más frecuente en las personas con obesidad y la cual se encuentra relacionada con un aumento en el riesgo de cáncer.
  • Cantidades más elevadas de estrógenos producidas por el tejido graso, lo que puede desencadenar el crecimiento de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama o de endometrio.
  • Las células grasas también pueden afectar los procesos que regulan el crecimiento de las células cancerosas.

Las investigaciones sugieren que mantener un peso saludable está asociado con un menor riesgo de cáncer y de reaparición de cáncer en los sobrevivientes de cáncer.

TIPOS DE CANCER VINCULADOS CON EL SOBREPESO O LA OBESIDAD

Se ha relacionado el sobrepeso u obesidad con algunos tipos de cáncer:

  • Mama, Uterino, endometrio (recubrimiento del útero)
  • Colorrectal, Esofago, Vesícula biliar,
  • Riñón, Pancreas, Prostata
  • Tiroides, Cabeza y cuello

COMO MEDIR EL AUMENTO DE PESO – OBESIDAD

La obesidad, en general, se mide con el índice de masa corporal (IMC), la relación entre el peso y la estatura de una persona, y las medidas de la cintura. Un IMC normal oscila entre 18.5 y 24.9. Un IMC entre 25 y 29.5 se considera sobrepeso, mientras que un IMC de 30 o más se considera obesidad. Además, las personas con medidas de cintura más grandes tienen un mayor riesgo de tener distintas enfermedades, como por ejemplo, enfermedades cardíacas. Una medida de cintura normal es de menos de 100 cms. para los hombres y menos de 90 cms para las mujeres.

RECOMENDACIONES

  • Comer más frutas, verduras, proteínas magras y granos integrales. Algunos tipos de alimentos, como las sopas a base de caldos, también ayudan a que una persona se “llene” más rápido.
  • Limitar los alimentos y las bebidas con alto contenido de azúcar, como los jugos y los refrescos.
  • Comer y beber solo las calorías que necesita para mantener un peso saludable y complementar su nivel de actividad física.
  • Realizar como objetivo entre 30 y 60 minutos de actividad física de moderada a intensa al día, la mayoría de los días. Pero incluso los leves aumentos en la actividad física son beneficiosos.

En muchas ocasiones el enfoque es a la pérdida de peso, cuando en realidad nuestro verdadero indicador o más fiel indicador es el porcentaje de grasa.  Finalmente la grasa no solo impacta en nuestra estética sino también en nuestra salud especialmente la salud cardiovascular.

Se considera una reducción de porcentaje de grasa como una forma de reducir los riesgos de enfermedades degenerativas que además del corazón también están Diabetes, Osteoartritis y en definitiva el Cáncer.

Cuando se pierde peso se podría pensar que se ha alcanzado el objetivo y por lo tanto ahora se puede volver a comer lo que uno quiera y cuando quiera, sin embargo nada más erróneo, ya que las dietas nos ayudan a bajar de peso, pero para mantenerlo, solo un cambio de hábitos puede hacer permanente esta nueva condición.

 El psicólogo Dr. Mike Green de la Universidad de Aston, que se especializa en la psicología del comer, dice; “solo el cambiar sus hábitos alimenticios, puede permitirle a través de un cambio del comportamiento un beneficio a largo plazo, al regular sus patrones de alimentación”.

De hecho, la investigación ha demostrado que la gente con sobrepeso, lo que come a menudo, tiene poco que ver con el hambre biológica, lo cual se traduce en los malos hábitos, los cuales se deben modificar para obtener el mantenimiento de por vida.

NO DEBEMOS OLVIDAR:

VITAMINAS PARA ASEGURAR LA NUTRICION

Lo primero que debe tomarse cuenta es que al hacer dieta limitamos a nuestro cuerpo de nutrientes que afectan nuestra nutrición.  La salud debe estar por encima de la estética por tal razón la importancia del consumo de un multivitamínico que nos ofrezca los nutrientes esenciales para nuestra salud y especialmente nos haga eficientes favoreciendo el mejor uso de la energía; las versiones “Energy & Metabolism” nos ayudan a quemar más calorías  Nuevamente, “Hay que cortar calorías no nutrientes”.

 Fuente: Carlos Anleu Gonzalez, Psicólogo Deportivo y Experto en Suplementos GNC.

Etiquetas:
0 shares
Artículo anterior

Para mejorar la memoria y el pensamiento ¡haz ejercicio!

Artículo siguiente

PERDER PESO… mejor aún PERDER GRASA

Deja un comentario