Ayuvi-2

El día de la madre… ¡es todos los días!

Cada día es una batalla para muchas madres que se enfrentan junto a sus pequeños a combatir la enfermedad del cáncer y más aún con el deseo ferviente de ganar la batalla.

En este día de la madre, hemos querido centrarnos en esas progenitoras que les toca pasar una de las grandes pruebas que la vida nos presenta, pues día a día lo viven junto a sus hijos enfermos.  Sin duda alguna, el regalo que supone para ellas es el disfrutar del día a día, de una sonrisa, de un juego.  Para estas madres cada momento que comparten con sus hijos es especial, por eso, para ellas cada día es el Día de la Madre.

Visitando la UNOP, tuvimos la oportunidad de conversar con   Claudia Herrera de Marroquín, Arquitecta y  madre de Monserrat Marroquín, con   1 año 9 meses siendo la primogénita de un matrimonio  que se ha visto más fortalecido al vivir esta etapa de sus vidas.     Claudia, a pesar de vivir esta experiencia, irradia fe, coraje, inmenso amor e ilusión por su pequeña Monse.    Ella nos comenta, que con ese instinto de madre se percató que algo diferente estaba sucediendo con su pequeña princesa… y a raíz de eso decidieron hacerle todos los exámenes posibles y fue así que diagnosticaron a  Monserrat   con Leucemia Linfoblastica Aguda.

“Agradecemos cada día que la vemos sonreír”

Una mujer, profesional, que como muchas de nosotras además de ser madre se dedica a trabajar… estos últimos dos meses, casualmente ella gozaba de vacaciones laborales, periodo que esta por culminar y ahora viene la pregunta ¿aún ese trabajo estará para ella, podrá seguir a corto plazo bajo la realización profesional? Pues sin duda alguna la prioridad de su vida en este momento es acompañar a Monserrat en este tratamiento.

Claudia, nos comenta que visitan AYUVI hace 41 días que iniciaron el tratamiento de   Leucemia Linfoblastica Aguda; “como madre el vivir este cuadro clínico es algo que no se está preparada y de lo que hay poca información, no hay responsable, nadie tiene la culpa, es inexplicable por lo tanto es de aceptarlo y trabajar”, nos dice Claudia, con una mirada de fe y esperanza.

Es una bendición que vemos todos los días, por la edad que ella tiene ha aceptado muy bien el tratamiento, hasta el estar acá en el hospital porque ahora estamos con ella todo el tiempo; tiene un catéter por sus venas que son pequeñas, cada 4 días se le aplica el tratamiento y eso hace que no haya que estar buscando su pequeña vena. Esas son las palabras de una madre amorosa, dedicada y comprometida con resguardar la vida de su pequeña.

¿Claudia, la mujer, la madre… cómo lo ha manejado? ¡Uno se olvida de ser uno mismo! Y nada importa, más que ser mamá, vivir para ella, atenderla y ser una súper mamá, pues la vida nos cambia totalmente, nuestro mundo gira alrededor de ella; uno como persona no importa… desvelos madrugadas, sencillamente no importa.  La primera fase de 33 días, estuvieron internados en el hospital; y esto ha contribuido que el apego sea aún más fuerte; ya se inició la segunda fase en el cual debe estar 4 días seguidos recibiendo el tratamiento y 3 días descansa del mismo.

Como se maneja la relación de esposos… ¡positivamente me atrevo a decir que volvimos a ser novios! Iniciando una fase de reenamoramiento, pues nuestro tiempo ha estado junto a Monserrat; nuestra relación se ha fortalecido y el amor hacia nuestra hija nos hace ser una pareja más fuerte.

Tomados en todo momento de la mano de Dios, aferrados, es nuestra garantía de que vamos a poder continuar y las oraciones de la familia son un pilar necesario.

«Tengo que vivir el momento, esa mañana de juegos, esa tarde de risas… El poder compartir con Monse todos esos ratos me ha enseñado a celebrar esa fecha cada día. Sencillamente, poder estar juntas es el mejor regalo»

«El Día de la Madre para mí es todos los días, cuando por las mañanas la veo dormidita en su cama». Claudia Herrera, madre de Monserrat, de 21 meses, una niña bella, vivaracha que seguro cada día es una luz y estamos seguros que de la mano de Dios y todo el apoyo de AYUVI saldrá adelante.

Etiquetas:
1 shares

Deja un comentario