torre de babel

De la Torre de Babel al entendimiento

Dicen los que tienen la fortuna de ser multilingües que aprender una nueva lengua equivale a aprender un mundo. Y es totalmente cierto. Conocer un idioma distinto al que uno aprendió en la infancia abre la puerta a nuevas fuentes de información e incluso nue­vas formas de entender la realidad. Aprender una nueva lengua es para muchas personas un reto personal, un objetivo que desean alcanzar ya sea para demostrarse a sí mismas que son capaces de adquirir nuevas habilidades, para lograr una mejora en sus ingresos, un ascenso en su trabajo o simplemente por el gusto de ampliar su bagaje cultural.

¿Llevas años tratando de aprender inglés, francés, italiano, japonés o cualquier otro idioma? ¿Cada año que comienza te propones que esta vez sí lo lograrás? Te explicamos cómo alcanzar esta meta tan acariciada, pero esta vez de forma definitiva

5 razones de peso

En la economía actual la mayoría de los ne­gocios a nivel nacional e internacional se llevan a cabo en una gran variedad de lenguas. No obstante, en la medida en que la globalización se ha incrementado resulta cada vez más im­portante para las empresas contar con personas que hablen más de una lengua. Ser una persona bilingüe o multilingüe tiene ventajas concretas en el mercado dé trabajo.

  1. La tecnología continúa haciendo cada vez más sencilla la comunicación, dando como resultado una economía internacional más y más globalizada. Todos estos cambios hacen que sea vital para las empresas contar con personal capaz de comunicarse efectivamente con clientes, socios y vendedores en distintos idiomas.
  2. El conocimiento de otras lenguas se con­sidera un elemento clave del capital humano y un verdadero recurso económico. Los países con tradición bilingüe o multilingüe cuentan con una infraestructura lingüística que les da una gran flexibilidad para la venta de sus productos y servicios, incluidos complejos servicios de capacitación y comunicación bilingüe. Diversas investigaciones realizadas a nivel internacional señalan que las compañías, los educadores y los tomadores de decisiones ven como deseable el desarrollo de habilidades multilingües.
  3. Hablar más de una lengua amplía las oportunidades de trabajo en prácticamente todas las áreas. En el mercado de trabajo actual el bilingüismo es una mercancía más, por lo que la habilidad de hablar más de un idioma es un recurso muy valorado. De hecho, diversos estudios muestran que las personas bilingües o multilingües suelen tener ingresos superio­res —desde 10% hasta 30 o 50 por ciento más— que aquellas que hablan solamente su lengua natal.
  4. Por si fuera poco, el bilingüismo favorece que las personas se vuelvan más sensibles a las diferencias culturales y a los gustos de os distintos consumidores, e incluso el multilingüismo puede favorecer un aumento en la circulación de mercancías, personas, servicios e ideas. Aprender una segunda o tercera lengua es una decisión personal que representa un enriquecimiento intelectual y cultural. Esto sig­nifica que el bilingüismo no solamente cubre el propósito de facilitar las relaciones comerciales, sino que también favorece el establecimiento de relaciones más armoniosas entre personas de distintas nacionalidades.
  5. Finalmente, aprender un nuevo idioma vuelve más sencillo aprender una tercera o cuarta engua más. Por si fuera poco, aprender lenguas ácilita el aprendizaje de nuevos conceptos, lo que redunda en mejoras en el aprendizaje en otras áreas no necesariamente relacionadas con los idiomas.

Roma no se construyó en un día

Una de las preocupaciones recurrentes de quienes desean aprender a hablar una nueva lengua es que quieren hacerlo rápido y in invertir mucho esfuerzo.  Pero el aprendizaje de nuevos idiomas etá lejos de ser sencillo o veloz.  Quien ofrezca un programa de aprendizaje rápido y “in dolor” falla a la verdad porque ete tipo de conocimiento solamente se adquiere a base de dedicación y constancia.  Lo cual no significa que no pueda ser divertido, interesante e incluso apasionante.

Lo mejor para quienes tienen en mente aprender un idioma nuevo es ver su aprendizaje como una inversión a largo plazo que irá rindiendo frutos poco a poco, en la medida en que ellos también vayan haciendo sus propias aportaciones.  ¿Que cuáles son esas inversiones? Mira la lista que te damos a continuación.

  • Elige una escuela y comprométete con tu aprendizaje.  Mucha gente pasa días y hasta meses sin decidirse por un método de aprendizaje o por una escuela de idiomas.  Muchos incluso se embarcan en largas investigaciones para “si fulanito aprendió en tal o cual escuela y si el nivel de enseñanza es mejor aquí o allá”.    Aunque es importante detenerse a pensar dón­de estudiar, lo mejor es encontrar una escuela que esté dentro de tu presupuesto y cerca de donde te mueves aunque no sea precisamen­te la más afamada. Si estás comenzando a aprender un nuevo idioma puedes aprender las bases en cualquier escuela que cuente con un programa aprobado internacionalmente  y si estás en un nivel intermedio o avanzado, entonces estás en condiciones de reforzar lo aprendido por tu propia cuenta. El prestigio de las escuelas es importante, pero pesa más el compromiso que tengas contigo misma y el tiempo de estudio que dediques fuera de las lecciones formales.
    • Toma pequeñas dosis al día. Los expertos recomiendan dedicar un momento especial del día al aprendizaje de una lengua, sin importar si estás tomando clases formales o no. Muchos profesionales recomiendan estudiar 30 minutos al día en lugar de intentar estudiar dos o tres horas durante dos días a la semana. Estas pequeñas dosis diarias de estudio evitan sobrecargar tu cabeza de nuevos contenidos que requieren ser procesados con calma.
    • Revisa lo aprendido. Volver una y otra vez sobre las lecciones aprendidas ayuda a que el cerebro fije el conocimiento que recientemente adquirió. No importa si al inicio te parece que tienes muy claras las lecciones y las reglas que vas aprendiendo sin problemas. Repasar no sobra nunca, y en cambio sienta bases sólidas para el conocimiento futuro.
    • Concéntrate en to que te gusta. Una forma efectiva de aprender un idioma es buscar material sobre los temas que te interesan en la nueva lengua que estás estudiando. Esto ayuda a mantener alta la motivación por el aprendizaje con la ventaja adicional de que seguirás recibien­do información sobre temas que te gustan. No minimices ninguno de tus intereses, desde las recetas de comida oriental hasta la letra de las canciones de tu cantante favorito, todas éstas son fuentes de información que pueden ayudarte a incrementar tu vocabulario en el idioma que estés aprendiendo.

    Buscando recursos para aprender un nuevo idioma

    En la actualidad hay una infinidad de recursos para el aprendizaje de nuevos idiomas, pero precisamente esta gran variedad puede hacer difícil elegir sólo los mejores. Aquí te damos algunas pistas para armarte de las herramientas esenciales para que puedas comenzar. En la medida en que avances, irás encontrando más materiales por tu cuenta.

    • Un buen diccionario. Si estás decidida a aprender un nuevo idioma, el mejor gesto para celebrar tu decisión puede ser comprar un buen diccionario. Éste será tu fuente de información básica para todo el tiempo en que continúes estudiando. Si no estás segura de qué diccionario comprar, consulta con tus profesores o busca materiales producidos por casas editoras de prestigio. Un diccionario de bolsillo es una excelente idea porque lo podrás llevar contigo en todo momento. Los diccionarios grandes son maravillosas fuentes de consulta pero tienen la limitante de que solamente los puedes usar en casa. Los diccionarios en línea son también excelentes aliados. Si estás es­tudiando inglés, francés, italiano o portugués puedes consultar wordreference.com que ofrece además foros donde puedes hacer consultas específicas.
    • Texto, audio y video. Los materiales escritos y audiovisuales son básicos para el aprendizaje de idiomas. Antes estos recursos eran accesibles sólo para unos cuantos pero en la actualidad puedes encontrar toda clase de textos y audio y videos en Internet. Una buena idea es buscar un periódico o revista en la lengua que estés aprendiendo y tratar de leer una noticia diaria. Si quieres aprender inglés por ejemplo, puedes suscribirte gratuitamente al diario The New York Times (nytimes. com) y recibir todas las mañanas en tu correo los titulares del día. Leer solamente una nota pequeña cada día incrementará tu vocabulario de forma impresionante sin tener que invertir demasiado tiempo.
    • El Internet. El carácter multimedia del In­ternet lo convierte en un verdadero aliado para quienes están aprendiendo un nuevo idioma. No importa qué lengua elijas, siempre encontrarás recursos en línea que te ayudarán a aprenderlo. A continuación te ofrecemos una lista de algu­nos sitios que pueden ser de ayuda, y siempre puedes encontrar nuevos recursos si utilizas los buscadores de Google o Yahoo para encontrar material escrito, en audio o en video.
    • La BBC de Londres. Sí, aunque no lo creas, la organización de comunicación más grande del mundo ofrece cursos de idiomas gratis en su sitio web. La mayor parte de ellos están dirigidos a principiantes, aunque también hay recursos para quienes están en niveles intermedios y avanzados. Hay dos formas de acceder a los cursos de la BBC, una es para acceder a cursos de francés, italiano, alemán, portugués y chino mandarín y la segunda es solamente para aprender inglés. genglish/index.shtml
  • Recursos solamente para aprender inglés. El inglés es el idioma de intercambio internacional por excelencia, por lo que mu­cha gente lo elige como la segunda lengua a aprender. He aquí algunos sitios de Internet que pueden ser útiles para mejorar tu inglés.
  • El sitio webdel NPR (npr.org). Estas son las siglas del National Public Radio de los Estados Unidos. En su página puedes escuchar música detodo tipo así como interesantes programas de literatura, artes, políticaymás. Navegar por el sitio y descubrir la programación es parte del atractivo de esta excelente estación radiodifusora.
  • La revista The NewYorker(newyorker. com). Fundada en 1925, esta revista ha ganado prestigio internacional en parte por la atención que presta a la publicación de textos cortos de ficción. Desde su sitio web puedes acceder a pequeños relatos escritos casi siempre con el sabor cosmopolita de Nueva York.

El portal de recursos de Li Rongchang (www.rong-chang.com). Li Rongchang es un profesor de inglés que ha reunido en su portal una gran cantidad de ligas a otros sitios que ofrecen excelentes recursos para aprender inglés. Se trata de un sitio complejo, con una barra de navegación a la izquierda que lleva a unas listas enormes de otros sitios con temas específicos de gramática, escritura, traducción, pronunciación, etc. Un verdadero tesoro en un formato muy modesto,

 

Etiquetas:
0 shares
Artículo anterior

Administra y aprovecha cada minuto de tu día

Artículo siguiente

Mercadotecnia para Pymes