Smiling young couple shaking hands with an insurance agent

Pongamos nuevamente de moda el RESPETO

Hay temas que nos son tan conocidos, que casi todos podríamos dar una charla al respecto. El RESPETO es uno de ellos. ¿Quién no ha escuchado hablar alguna vez del respeto?

Cuando hablamos de valores, generalmente todos podemos dar un curso, nuestra mamá nos enseña desde pequeñas normas sociales consideradas ¨universales¨. Entonces, ¿porqué es que en los últimos tiempos este conocimiento no se denota en las acciones de las personas?

Has entrado a algún elevador en el que parece ser que todos están viendo sus celulares o están en otra dimensión, porque nadie te responde al entrar y decir ¨buenos días¨…o bien cuando das algo y las personas no te responden con un ¨gracias¨. Sin ir tan lejos…hablemos introspectivamente y te pregunto ¿has entrado tú a algún elevador últimamente y no has dicho ¨buenos días o buenas tardes¨?  ¿Has parado en el tránsito para darle paso a los transeúntes?

El respeto es por definición, ampliamente reconocido como el tener aprecio y reconocimiento por una persona o cosa. Como tal, la palabra proviene del latín respectus, que traduce ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto.

Al considerar el valor del mes, pensé inmediatamente en el Respeto. ¿Porqué? Porque todos los días en las mínimas actitudes propias o de los demás, vemos que hay una carencia y una gran necesidad de recordar que TODOS SOMOS DIGNOS DE RECIBIR RESPETO. Hace unas semanas tuve la oportunidad de conversar con un grupo pequeño de personas al que les estaba brindando un entrenamiento al Diplomado ¨La Transformación está en Mí¨ que promovemos en conjunto Guatemala Próspera y John C. Maxwell. El tema que estábamos abarcando era el perdón (tema complicado) y lo que denoté es que aún para perdonar necesitamos ejercer el valor del respeto. Respetar no tiene condicionantes, es decir, no puedo solamente respetar a quien me respeta. El respeto debe de brindarse aún a las personas que no muestran respeto.

Ahí está el meollo del asunto…condicionamos nuestros valores, no los vivimos como un ¨todo¨ porque los condicionamos. Para respetar es necesario practicar la frase célebre del político mexicano Benito Juárez que dice ¨Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la Paz¨. Esta frase salta en mi mente cada vez que veo que una mamá defiende a su hijo pasándose por encima del derecho de otro niño. Aún las mamás debemos de poner ojo en que el respeto a los demás es vital y se enseña. ¿Quién dijo que yo merezco más o soy más que otra persona en las mismas circunstancias?

Hace unos meses asistí a un show de talentos de niños y una mamá de uno de los niños que se estaban presentando sobre escenario compitiendo con otro niño, profirió una serie de frases de desprestigio hacia el niño con el que competía su hijo. Me puse a pensar que el que estaba en el escenario era sólo un niño pequeño, pero la actitud de la madre de su adversario fue una falta de respeto. La mamá del otro niño estaba sentada muy cerca a ella y seguramente escuchó todo lo que ella decía de su hijo, pero permaneció en silencio y no regresó el golpe con sus palabras.

Y así seguramente, tú también puedes rememorar historias donde te ha parecido que otros han actuado sin respeto hacia ti, tu familia o amigos, para lo que traigo a colación una frase que utilizamos mucho en Guatemala Próspera y es ¨yo no puedo cambiar a nadie, pero mi cambio puede cambiar a muchos¨.

Por eso es importante saber que para practicar el valor del Respeto, debemos seguir estos pasos:

  1. Sé humilde, reconoce que los demás también tienen sentimientos, derechos y necesidades.
  2. Sé justo para valorar a las demás personas.
  3. Reconoce que hay muchos tipos de formas de pensar, tu opinión no será la única siempre y es necesario respetar las demás opiniones.
  4. Los valores, como el Respeto, son universales. Esto quiere decir que no importa si eres alta, bajita, rubia, morena, no importa nada más que aceptar que todas las personas merecen Respeto.
  5. Atrape sus pensamientos, todo empieza en nuestra mente y no ejercemos dominio propio -como cuando estamos manejando el vehículo y alguien se nos cruza abusivamente- seguramente nuestras emociones ganarán la batalla y quizás la falta de respeto se haga notoria en un santiamén.

¡Debemos poner de moda el Respeto para alcanzar un mejor país!

Yazmín Di Maio, Directora de RRPP Guatemala Próspera

Etiquetas:
0 shares