shutterstock_118439764

Respeta libremente pero gánate el respeto de los demás

Hemos venido hablando de un tema que todos conocemos, pero no todos practicamos y es el Respeto.

No sé exactamente en qué momento pasó de ser un tema ¨normal, obvio y aceptado¨ a ser un tema ¨esporádico, por conveniencia y egoísta¨. Y lo digo porque a diario podemos ver faltas de respeto por todas partes: comensales tratando mal a un mesero en un restaurante, pilotos de vehículos tirando el automóvil de manera brusca para no dar paso al otro, y ¿por qué no enfocarlo hacia todo el bullying que los mismos niños reciben en las escuelas?

¡El bullying es la falta de respeto por excelencia! Y es así como las secuelas de faltarle el respeto a los demás pueden llegar a ser muy grandes, de incalculables proporciones porque pueden provocar baja autoestima, inseguridad en sí mismos, violencia e incluso el suicidio.

¿Por qué la falta de respeto?

Los motivos por los que las faltas de respeto son generadas en la actualidad pueden ser:

  • Falta de empatía
  • Darle poco valor a los demás
  • Egoísmo (por excelencia)

El respeto no se gana porque seas guapo, simpático, inteligente, con recursos económicos. El respeto se gana practicando buenas acciones y valores, siendo responsable, se gana por tus ¨reacciones¨ hacia los demás aún cuando éstos no te respeten.

Recuerdo siempre a una compañera de colegio que nos dio grandes lecciones a todos, aunque de momento no las comprendiéramos. Ella había vivido en otros países casi toda su vida, por lo que tenía un acento peculiar al hablar, además, usaba las calcetas de una forma también muy particular y usaba el cabello corto, lo cual para la época también era algo anormal.

Era todo un personaje, pero lo que sucedió al entrar a una escuela nueva en 4to Bachillerato, es que muchos jóvenes empezaron a burlarse de su particular estilo. Ella siempre tuvo tal seguridad en sí misma, que sus reacciones dejaban a más de uno con la boca cerrada pero sin faltarles el respeto, era tan ingeniosa y divertida que realmente, años después y aunque le hayamos perdido la pista por el espíritu libre que la caracteriza, todos nos recordamos de ella con admiración y respeto.

El respeto debe brindarse libremente y debe ser ganado a través de nuestras reacciones. El ¨ojo por ojo¨ solamente dejará a todos ciegos, más bien mi reacción respetuosa puede dejar a más de alguno sin palabras y marcar un precedente.

El Respeto es un valor por excelencia, es una ley tácita pero implícita para la convivencia en armonía en una sociedad, por lo que déjame brindarte algunos consejos sobre cómo practicar este valor:

  • Valora a los demás:
    • Las personas son inseguras, dales confianza
    • Las personas quieren sentirse especiales, halágalas con sinceridad
    • Las personas necesitan ser entendidas, escúchalas
    • Las personas son egoístas, hable primero a sus necesidades
    • Las personas quieren asociarse con el éxito, ayúdeles a ganar
  • Sé empática, ponte en los zapatos de la otra persona
  • Muestra la regla de oro, no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti

En esta época de reflexión, iniciemos el nuevo año con la mejor actitud de respeto hacia los demás y trabajemos juntos en una Guatemala Próspera.

Colaboración de: Yazmín Di Maio, Directora de RRPP Guatemala Próspera

Etiquetas:
0 shares
Artículo anterior

Cuestión de Pasión

Artículo siguiente

HOPS una nueva opción de compartir