Mujer marzo 2017

Sin límites ni fronteras

La sensibilidad y la calidez no están peleadas con la eficiencia y los logros profesionales y la trayectoria de María Mercedes de Delgado  es una clara muestra.  Mercedes ha sabido alcanzar también sus metas personales, como formar una familia plena realizada y feliz.

Hay seres humanos a los que siempre recuerdas con una sonrisa; Mercedes de Delgado es una de esas mujeres que te
alegran el día, porque después de escucharla, constatas que en este siglo, la sensibilidad y la calidez no están peleadas con la eficiencia y los logros profesionales.

Cuando llegamos a nuestra cita ya estaba lista y la conversación comenzó a fluir;  recientemente regresó a vivir a Guatemala, pues vivió varios años en Ecuador. Es una mujer joven decidida en alcanzar la cima, cuando habla de los retos que ha tenido que enfrentar, me doy cuenta que este negocio le queda como anillo al dedo, porque si bien es accesible y de un carácter cordial, también tiene don de mando, y una gran visión para diseñar estrategias de posicionamiento y crecimiento con su empresa, “The Lab”.

Dicen que las grandes oportunidades deben atraparse o se van para nunca volver, y Mercedes supo visualizar la suya cuando decidió ingresar con una nueva marca al mercado guatemalteco.  “Me ha resultado muy sencillo adaptarme en esta aventura, pues cuento con el gran apoyo de mi esposo y es un pilar fundamental para lograr el equilibrio personal y familiar”.  No hay duda de que hoy está totalmente adaptada a su nueva vida.

Líder y mamá

En este negocio la creatividad siempre se pone a prueba, no hay lugar para el descanso, para la pasividad. Con una visión de crecimiento, está consciente que “The Lab” tendrá presencia en todo el país, pues  está convencida que a través del olfato podamos revivir recuerdos, y esto hace que las personas quieran crear su propia fragancia.  Su misión es hacer que sus hijos vean el ejemplo de esfuerzo y dedicación al crear una empresa que en el futuro sea ese legado para ellos.   Es por ello que está convencida de poder alcanzar el equilibrio como madre y empresaria, teniendo como base fundamente la gestión del tiempo de manera efectiva y es por ello que con total convicción nos dice “Dios no nos manda nada que no podamos soportar”.

Luchadora, perseverante, generosa, determinada y apasionada… estas son características que definen a Mercedes, pero una más allá de estas… ¡siempre confía en las personas! Y esa sin duda alguna es de las características o virtudes que todos los seres humanos deberíamos poner en práctica.

Mercedes es una mujer de negocios que ha sabido organizar su vida para realizarse en todos los aspectos.  Cuando llega a su hogar se desconecta de la oficina y disfruta cada momento al lado de sus hijos y de su esposo, y cuando entra a “The Lab” dedica al cien por ciento de su energía a la atención de sus clientes, colaboradores y a crear nuevas estrategias que hagan crecer el negocio.

No cabe duda. Mercedes es lo que refleja. Una mujer plena que cuenta con una familia que la entiende y la apoya, y con una carrera que la motiva y la impulsa a seguir creciendo.

Conocer a Mercedes de Delgado ha sido muy gratificante, porque es una auténtica representante de la mujer de este siglo, que como tal, entiende las necesidades y los sueños de la mujer de negocios que llegó, igual que The Lab,  para quedarse.

Mercedes de Delgado. Toda una mujer de negocios decidida a trascender.

Etiquetas:
0 shares

Deja un comentario